De la idea al storytelling

“Las historias que contamos son para saber quiénes somos”, citó Shekhar Kapur en una charla Ted y coincidimos con ello.

El miedo escénico también es escrito y más para generar un adecuado Marketing de Contenidos o Content Marketing, como gustes decirle, porque de lo que te hablaremos es sobre eso, precisamente del Storytelling.

Fórmulas para el storytelling

¿Fórmulas?, muchas, diversos autores y empresas hablan de 3 hasta 6 fórmulas para hacerlo mediante finos métodos, preguntas, letras y conceptos, pero aquí lo entenderás más fácil y con una aplicación sencilla.

“Las cosas que no dices son tan importantes como las cosas que haces”

Puede parecer una simple nube de palabras pero en realidad contiene más de 150 palabras incluidas en este texto.

Para saber contar historias debes también entrenar esta cualidad así como un atleta mejora su condición física: escribe y cuenta historias, no hay más; hazlo repetidamente y estarás mejorando poco a poco.

¿Quiénes reciben las historias?

Asegúrate de saber quién es el público: ¿estás hablando con amigos?, ¿extraños?, ¿colegas?, ¿un gran grupo mixto?; siempre debes encontrar ese “algo” que conecte.

Vender y contar historias no tiene que hablar necesariamente de tu producto, en tu historia tú eres la constante y la variable; entonces, para descubrir qué es lo correcto para cada grupo, debes identificar tu propia relación con la audiencia, para una audiencia completamente desconocida podría significar encontrar una historia con un hilo universal con el que todos puedan identificarse; ser empáticos, en la vida como en las historias que contamos, puede acercarnos mucho con lo que queremos decir y contar.

Hay que considerar un hecho: muchas marcas no usan el concepto ni recurso creativo para publicar en sus plataformas en materia de storytelling porque realmente no lo son: no cuentan historias o no saben cómo hacerlo.

“El Storytelling no es sinónimo de un buen Content Marketing pero podría serlo.”

Ejemplos de storytelling

En el comercial “your verse” (tu verso) Apple no menciona ni una vez la tablet iPad Air ni pone el precio, lugares de venta o promociones al respecto, pero sí vemos el producto como parte de la historia en casi todo el comercial, Apple no menciona los tipos específicos de personas que se benefician con su tablet; por otro lado Volkswagen nos da un revés sorprendente y muy creativo en un storytelling que llama a generar conciencia sobre esto, ¿lo esperabas?

Apple aplicó muy bien el storytelling para quienes viven detrás de escena, les está mostrando a sus clientes potenciales que la tableta iPad Air es una herramienta aceptada por la comunidad creativa y pueden contar su propia historia.

“Algunos elementos básicos para crear una historia que conecte es necesario presentar y vencer simbólicamente barreras físicas (deficiencia, discapacidad o enfermedad), ambientales (una tormenta), financieras (pérdida de un trabajo, casa, patrimonio) o situacionales (oposición política, rompimiento de pareja) mediante una reflexión implícita con un giro generalmente inesperado que sorprenda y atraiga a una audiencia”.

Primero que nada hay que añadir un elemento circunstancial que dará contexto para presentar y entender la historia que queremos contar: personajes, tiempos que añaden curiosidad, para así generar ese “gancho” que es cómo los atraerá y los mantendrá interesados; puede venir después una conexión aunque tu audiencia no lo sepa aún porque según sea tu propósito puedes hacer amar u odiar algo o alguien.

En cuanto a conversaciones: ¿tu historia hará que la gente hable?, ¿invoca emoción en ellos?, ¿lo compartirán de nuevo?, la gente recordará los sentimientos más que las palabras.

Una de las celebraciones más importantes y emotivas que tenemos cada año es el día de las madres y Procter & Gamble hizo de este día algo que nos evoca muchas cosas, qué bien lo hicieron.

Añadiendo conflicto

El conflicto no es siempre un problema y menos en cuanto al storytelling, el motivo de una historia es la necesidad de identificación propia o ajena, un conflicto también es respuesta al dilema.

Elon Musk nos puede hablar sobre cuál será su próximo proyecto espacial, pero en el intermedio queremos comprarle un lanzallamas o un auto Tesla aunque el fin sea, precisamente, su viaje espacial.

Cambiar vidas contando historias

¿El propósito es mover “algo” en el espectador?… no siempre, a veces lo que hacemos es “donar emociones”; todos los humanos hemos tenido conflictos alguna vez y de ahí nació una historia: de amor, tristeza, abandono, ira, coraje o cualquier cicatriz emocional que nos haya dejado alguna experiencia, este conflicto nos ayuda a conectar mediante lo más cercano, visible y a la vez, difícil de tocar: las emociones; un storytelling de esto podría ser en cómo enfrentamos una adversidad, la vencimos y nos volvimos discretos narradores de ello o embajadores de un cambio trascendental.

“No le digas a tu audiencia qué es lo que hace tu marca… enséñaselos”

Donar experiencia y sentimientos

Donar sentimientos y experiencia es saber poner en los pies del protagonista de la historia a una audiencia que quizás desconozca de lo que le planteamos en un material literario o audiovisual, es “prestarle” experiencia para que sepa de lo que trata algo que desconoce ese público, despertar algo que no conocían de manera atractiva y que le generará una sensación de satisfacción emocional.

¿Qué te mueve a ti un story teller?, ¿cómo generas tú las historias que cuentas?

Nos inspiramos en este texto y muchas de nuestras experiencias para compartirte esto.

Podría interesarte

Crear mejores contenidos con el esquema SUCCESS

EMPATÍA, INTERNET E INFLUENCIA EN LOS DEMÁS

Buyer personas, ¿qué son?

Música: Tendencias de consumo 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.